Seleccionar página

COLEGIO BRITÁNICO

Ante el expreso requerimiento de la Consejería de Educación y con motivo de proceder al cumplimiento del REAL DECRETO 1004/91 DE 14 DE REQUISITOS MINIMOS, se recibe por parte de la promotora el encargo de adaptar el centro a la nueva normativa en vigor.

Ante este mandato, se opta por la creación de un edifico próximo al existente de Educación Secundaria y Bachillerato que contenga las distintas dependencias exigidas además de áreas de servicio y comunicaciones que permitan su uso independiente.

Se decide la construcción de un edificio con dos partes muy diferenciadas: una inferior, con acceso desde el patio de recreo, donde alojar las dependencias con mayor necesidad superficial y otra superior, comunicada con el piso intermedio del edificio existente, donde situar las aulas, de menor área, y una sala de profesores.

SITUACIÓN:
Ctra. Valencia Km 8.5 _Zaragoza

ARQUITECTO:
Ignacio Barrios García-Martín

ARQUITECTO TÉCNICO:
Raúl Yera Villarreal

INGENIERO TÉCNICO:
Carlos Gascón Perales

CLIENTE:
Colegio Británico de Aragón S.L

FIN DE OBRA:
Julio 2011 

El esquema organizativo en planta se resuelve con una banda de comunicaciones y servicios en la zona este del edificio donde se ubican escaleras, ascensor, servicios y cuarto de mantenimiento, y acceso en peine bien a las salas (abajo) bien a un pasillo de comunicación (arriba) y posteriormente a las distintas aulas.

El requerimiento de la propiedad de contar con un aula de generosas dimensiones en su nivel inferior que actuase a modo de salón de actos o sala polivalente, libre de elementos estructurales para eventos y funciones escolares condicionó de manera notable la solución constructiva empleada. Así, se optó por un sistema mixto, una caja inferior con muros de hormigón armado, libre de pilares, y unas cerchas metálicas, apoyadas sobre estos donde, a modo de vigas-cajón metálicas, se ubicaron las diferentes aulas.

Dado el carácter docente también de la parte inferior, el pasillo intersticial entre estas aulas se resolvió como un lucernario, con una cubrición de policarbonato y forjado con vidrio pisable para permitir el máximo paso de luz posible dando como resultado un espacio luminoso, amplio, funcional y con una polivalencia asegurada por el sistema de almacenamiento de las butacas que deslizándose sobre unas guías metálicas se recogen debajo del escenario libreando así toda la superficie disponible y permitiendo actuaciones, juegos, bailes…

Las aulas superiores, contenidas en esas cerchas metálicas, también cuentan con una gran luminosidad y unas dimensiones que permiten así mismo su polivalencia. Además, aprovechando esta actuación en el colegio se adaptó el campo de fútbol existente ubicando unas gradas de hormigón adosadas al nuevo aulario que quedan protegidas por el propio voladizo de las estas aulas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies